Frases maravillosamente diabólicas

Querido alguien, ¿no te sucede de que lees un libro o vas navegando perdidamente en internet y llega a ti una frase. Una frase cualquiera, motivacional, chistosa, romántica, de una canción o historia, pero que describe exactamente cómo te sientes en ese momento y que al leerla cobra sentido un pensamiento que tenías atascado hace mucho en la cabeza?

A mí me sucede con los libros.

Me interesan las historias y, por ende, los libros, la literatura, el olor de esos tesoros refundidos en las librerías o bibliotecas que guardan la promesa de romance y aventura. En donde unos miran manchones de tinta y rayones en páginas incomprensibles yo veo estrellas, mundos y personas. Me interesa espantar la soledad y no perder el tiempo en comprender que en este menesteroso mundo nada vale un centavo si no tenemos a alguien con quien compartirlo. Ya sabe, lo esencial. Lo demás se aprende y se disfruta en el camino. ¡Por eso amo las novelas y sus frases maravillosamente diabólicas que me atrapan y no me dejan tranquilo!

Las palabras y el misterio de su ciencia oculta me fascinan y me parecen una llave con la que puedo abrir un mundo infinito y estar a salvo de esta casa, estas calles y estos días turbios en los que incluso yo puedo intuir que me aguarda escasa fortuna.

Por eso, Querido Alguien, colecciono frases de los libros que más me han marcado. Frases que hablan mejor que yo, que me describen o me envuelven.

Desde el mismo instante en que la lectura se apoderó de mí, quise conservar las palabras, sentí la necesidad de copiarlas en una libreta, como si así dejara mi huella sobre los escritores que me gustaban. Así que opté por copiarlas en un pequeño cuaderno, una libreta que sabía que nadie excepto yo miraría.

A menudo, cuando termino de escribir un poema o una frase en mi cuaderno, la releo. Contemplo la belleza del extracto del texto, transcrito por mí, y me pregunto siempre si quien lo ha escrito por primera vez habrá percibido la magia de su creación. A veces, cuando copio las palabras, me echo a llorar… Son tan hermosamente perfectas.

Cuando llené mi primer cuaderno por completo, pensé que acto seguido debía copiar de nuevo casi todo el contenido de las grandes obras que me habían deslumbrado, pues estaba convencido de que todo era importante. Con el tiempo me moderé, y aprendí a escoger el fragmento que revelaba lo que estaba buscando de veras ese día. Y opté por compartirlo con alguien más. Por lo que empezaré a subir esas frases a este blog, Querido Alguien, para que puedas deleitarte, al igual que yo, de este bello arte.

Siempre tuyo,

Andy Doxel

Anuncios
Publicado en Diario | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Todo recto hasta el amanecer

Todo recto hasta el amanecer

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Ser parte de una aventura.

Querido alguien, una pequeñina niña arcoíris consiguió cumplir uno de sus sueños: escribir un libro.

Comparto su historia como fuente de inspiración. Su perseverancia, esfuerzo y crisis existenciales que presentó durante ese proceso me mantienen firme con la decisión de seguir sus pasos y no desertar en el sueño de ser escritor e ilustrador.

Agradezco a la vida por darme la oportunidad de llamarla mi amiga, editora, psicóloga, consejera, psiquiatra, manager e inspiración.

Espero sorprenderla algún día con mi trabajo y poder decirle: tenías razón.

Gracias por no dejar de creer y tirarle confeti de colores a las personas en la cara.

Con cariño, un dragón de caracoles azules.

Filosofancias

Hace cuatro años soñé que iba caminando entre un gran grupo de manifestantes, había un escenario en el que alguien cantaba algo para animar a las personas. Vi hacia el cielo y noté que desde un helicóptero se estaban lanzando bombas. Cuando caían, estallaban en colores; una de esas bombas me cayó a mí y quedé inconsciente. Luego despertaba en un hospital, salía de mi cuarto y descubría que habían pasado cinco años de mi vida y que yo había estado en coma todo ese tiempo. Mientras tanto, la vida de todos siguió adelante y ya se habían olvidado de mí.

Desperté con la sensación de haberme quedado atrás, y pensé “podría salir una buena historia de ahí”. Así empecé a crear lo más difícil que he hecho, un libro que creció más de lo esperado y que por momentos no tuve idea de cómo lo iba a terminar (o…

Ver la entrada original 233 palabras más

Publicado en Diario | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Te entrego una parte de mí

Como lo he dicho en las entradas anteriores, me gusta escribir poesía. Muchos poemas son de desamor, depresión, inconformismo, uno que otro es de lucha, rebeldía o empoderamiento; sin embargo, puedo decir que cuando he sufrido una desilusión o estoy inseguro respecto a algo es cuando más inspiración tengo.

Por años dude sobre mi capacidad de escribir poemas y no es que te diga que soy un poeta puesto que no he publicado ningún poemario y, mucho menos, he recitado mis escritos frente a una gran cantidad de personas. Simplemente disfruto jugar con las palabras; colocarlas de cierta forma que lleguen a armonizar su melodía, su intención y su entonación.

Me gusta el bello arte de transformar los sentimientos en palabras, posicionarlas e intercalarlas hasta armar con ellas versos. ¿Me podré considerar un poeta?

Quisiera pensar que en el fondo de mi ser lo soy. Un poeta, libre y fiel (en el sentido figurado).

Si te pican las anisas y deseas leer mis poemas, alternaré un poco mis escritos en el diario con mis escritos literarios. Siente libre de comentarlos y compartirlos -si así lo deseas-. Intentaré que vayan acompañados de un dibujo o ilustración para hacerlos más agradables a la vista.

No te preocupes si no entiendes nada de poesía, yo tampoco lo hacía. Lo bonito y curioso de leer un poema es que sus versos pueden ocultar más de una intención, sentimiento o tener varias interpretaciones, todo dependiendo del gusto del lector.

Los poemas no se leen una vez, se puede acudir a ellos cuando se les necesite porque cada nueva lectura le otorga un valor distinto, una nueva emoción. Si deseas atesorar alguno, me sentiré agradecido y honrado.

En esperas por saber de ti,

Tu querido, Andy Doxel

Publicado en Diario | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Ser yo.

Primera regla de este diario: ser siempre honesto y si no puedo serlo, mejor no decir nada para no caer en la mentira.

Tengo tanto que contarte, querido alguien, por lo que me disculpo no haber escrito por un tiempo. Sé que no lo notarás por la secuencia en que se van subiendo estás entradas, pero quería ser sincero contigo.

SER SINCERO, HONESTO, REAL

De esto se trata lo que quiero contarte. Si bien es cierto que, desde hace dos años, aproximadamente, vengo escribiendo poemas y haciendo ilustraciones, he de confesar que los dibujos que realizo en su mayoría han sido calcados o con base a referencias que encuentro en internet. ¡Lo sé! Soy una estafa.

Perdóname si sueno exagerado, pero para mí es importante llevar contigo una relación de confianza, honestidad y transparencia.

Sé que antes de mencionar lo anterior, no habías reparado en que no solo disfruto escribir, sino que también me dejo transportar por la belleza del dibujo. Así que quiero hacer de este bello arte algo más personal, abrazarlo y plasmarme en él.

Como dijo Frida Kahlo: Me pinto a mí misma porque soy a quien mejor conozco. Es entonces que decido cambiar mis dibujos copiados por una forma de hacer autorretratos 100% auténticos y que expresen lo que realmente siento.

Y no es egoísmo, es una forma de conocerse íntimamente, develar el sentir, validar el pensar y elegir las acciones desde ese reconocerse con sus luces y sombras.

Poder decir que sí a lo que convoca, y no a lo que no se quiere, comunicar con claridad y todos los mensajes en la misma dirección, elegir libremente sin temer, abrir espacios de aprendizaje que ayuden a completar los huecos reconocidos, expresar auténticamente las emociones, son todas señales claras, como el pintarse de Frida, de autoconocimiento y autovalidación.

Para trabajar sobre uno mismo y hacer la versión elegida, el camino es el autodescubrimiento.

Conocerse más y mejor ayudará a corregir, crecer y disfrutar.

Es momento de ser yo mismo,

Andy Doxel

Publicado en Diario | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario