Oculto tras las letras

Quisiera comenzar diciendo que estoy bien, pero si están leyendo esta entrada es porque ya no me quedan pelos que arrancar de mi cabeza por tanta ansiedad. He iniciado este pseudo diariodigital porque una amiga me lo ha recomendado como una medida para alivianar mi mente. Había estado inventando escusas y posponiendo su inauguración porque no creía que el dejar plasmados mis pensamientos pesimistas –casi depresivos- en una blog, que seguramente nadie leerá, fuera lo que necesitaba para sentirme tranquilo. ¡Demonios! Pero se siente tan liberador y eso que solo llevo escrito un párrafo.

Estoy loco, lo sé… de no estarlo no hablaría solo o escribiría para mí mismo; sin embargo, quiero dejar de estarlo y es por eso que con este diario espero conseguir espantar la soledad a través de las palabras. Siempre he creído en las palabras y el misterio de su ciencia.

Las palabras me han permitido dejar perdido el espíritu en los bosques, dejar que las hadas lo envuelvan en fantasía y sueños, deleitarme con las agradables puestas de sol –el magnífico sol de los venados-, imaginar que soy diferente y que puedo ver las estrellas de día.

Me introduciré como una escritor incauto y como alguien libre (en el sentido figurado). Soy alguien corriente, cuya vida ha sido en lo particular “normal”, si así se le puede llamar. Nadie ha levantado un monumento en mi honor y mi nombre pronto caerá en el olvido, pero he aprendido tanto de esta vida y con eso me basta. No soy perfecto y me alegra no serlo porque de serlo… creo que me aburriría mucho.

Si ha llegado hasta este párrafo es porque me interesa lo mismo que a usted. Me interesan las historias y, por ende, los libros, la literatura, el olor de esos tesoros refundidos en las librerías o bibliotecas que guardan la promesa de romance y aventura. En donde unos miran manchones de tinta y rayones en páginas incomprensibles yo veo estrellas, mundos y personas. Me interesa espantar las inseguridades y depresión, no perder el tiempo en comprender que en este menesteroso mundo nada vale un centavo si no tenemos a alguien con quien compartirlo. Ya sabe, lo esencial. Lo demás se aprende y se disfruta en el camino. ¡Por eso amo las novelas y sus frases maravillosamente diabólicas que me atrapan y no me dejan tranquilo!

Por eso mis queridos cómplices, si están leyendo esto comprenderán que estoy tratando de ser yo mismo en un mundo que está constantemente tratando de hacerte alguien diferente. Por lo que es un logro si lo consigo y si se han sentido identificados con mi primera entrada: ¡Bienvenidas y bienvenidos! Seguro se deleitaran con las columnas, ensayos y ocurrencias cargadas de anécdotas; poemas y cuentos que, si bien son inventados, ilustran un contexto no distante al nuestro que entre ilusiones y tristezas han nacido de rayos de luz en forma de letras. Suelo escribir lo que siento y lo que pienso, es una forma de ocultarme tras las letras. He nacido para escribir y lo haré hasta el día que en mi lecho de muerte no logre escurrir más la tinta de mi pluma.

Así que bienaventurados seáis, quienes mi opinión deseáis conocer. De antemano gracias por seguir y apoyar mis proyectos. Busquen y sigan mis cuentas y no dejen que queden sepultada en el basurero virtual, entre incontable información equivalente. Si quieren leerme, estoy en todas las redes sociales como: @andydoxel

No creí que necesitara recurrir a este tipo de recetas medicinales a tal punto que si no logro superar la impresión de estar a punto de perder la cordura, esta podría ser la última entrada de mi vida.

Anuncios

Acerca de Andy Doxel

Soy un artista, un escritor incauto, modelo frustrado y libre (en el sentido figurado). He escrito poemas y cuentos, acompañados de dibujos e ilustraciones que entre ilusiones y tristezas han nacido de rayos de luz en forma de letras y pintura. Hablo lo que siento y lo que pienso. Me dedico a escribir y lo haré hasta el día que en mi lecho de muerte no logre escurrir más la tinta de mi pluma. Nací un 25 de febrero de 1993 en el país de la eterna primavera, en la tierra de la “blanca paz” en medio del azul del cielo y lo azul del mar, en la ciudad de Guatemala, por lo que llevo ¼ de vida queriendo conquistar el mundo. Como comprenderá, estoy queriendo de ser yo mismo en un mundo que está constantemente tratando de hacerte alguien diferente. Por lo que es un logro si lo consigo.
Esta entrada fue publicada en Diario y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s