La leyenda de los mirlos – El Jardín de las hadas sin sueño por Esther Sanz

—Una antigua leyenda inglesa dice que los mirlos eran hadas de jardín que no querían dormir. Se pasaban la noche de juerga, danzando, cantando y jugando al escondite entre las flores y los árboles. De día estaban tan cansadas que descuidaban su labor al cuidado de las plantas. Muy enfadada, la reina de las hadas castigó a las hadas sin sueño convirtiéndolas en pájaros negros.
—Por eso sus trinos son tan hermosos —reflexioné.
— A mí también me lo parece. El canto de los mirlos es de los más bellos.
¿Conoces la fábula del mirlo y el rey que comía cerezas? —me preguntó mientras llenaba las tazas de té.
—No… Pero me encantaría escucharla.

Hace mucho tiempo vivía un rey cuyo palacio estaba rodeado de un hermoso jardín. Aquel vergel de flores aromáticas y esplendorosos árboles frutales era la envidia de todos los reinos vecinos.

El monarca amaba la soledad. Y nada le complacía más que retirarse allí a descansar. Cada anochecer, cumplidos todos sus deberes en la corte, sacaba su trono al jardín y gozaba de los regalos de su paraíso particular.
Aquejado de insomnio, el trino nocturno de los mirlos, la música de las fuentes cantarinas y la fragancia de las rosas y las azucenas mecían su espíritu hasta adormecerle.
Solo así llegaba el sueño.

Pero había algo que el rey amaba por encima de los sonidos o los aromas de su jardín: las cerezas.

Llegó el buen tiempo y las flores de los cerezos alumbraron las frutas más perfectas que se pueda imaginar. Eran hermosas, redondas y jugosas. De un rojo tan oscuro y brillante que ni las rosas más osadas se atrevían a competir con ellas.

El rey gozaba de ser él mismo quien cogiera del árbol con sus manos tan preciado manjar. Y nadie que no fuera él se atrevía a profanarlos… Excepto unos mirlos, que, como el monarca, seleccionaban las más bonitas y las picoteaban sin piedad.

Harto el rey de que sus mejores cerezas siempre estuvieran picadas, llamó a uno de sus siervos para que espantara a los pájaros, que de día se comían sus cerezas y de noche se mofaban de él con sus bellos cantos.

Un centenar de tamborileros fueron convocados con tal fin. Y así fue como, después de tres días de estruendo, los pájaros se rindieron y volaron hacia lugares más tranquilos.

Expulsados los mirlos, aquella noche el rey pudo por fin escoger las picotas más bonitas de su jardín. Se sentó en su trono con un buen puñado y se dispuso a saborearlas…

Comió una, dos, diez… en silencio. Pero pronto descubrió que el sabor de las cerezas ya no era el mismo.

Muy enojado, llamó al jardinero jefe para pedirle explicaciones sobre la falta de dulzura de las cerezas. Este, que era anciano y sabio, le respondió sin ambages: «Es porque su excelencia ha expulsado a sus alegres compañeros de mesa que el manjar ha dejado de ser tan sabroso. La melodía de los mirlos era lo que daba felicidad al acto de comer cerezas, mi soberano. Hay cosas que no vemos, pero que dejan un gran vacío cuando las hemos perdido».

Anuncios

Acerca de Andy Doxel

Soy un artista, un escritor incauto, modelo frustrado y libre (en el sentido figurado). He escrito poemas y cuentos, acompañados de dibujos e ilustraciones que entre ilusiones y tristezas han nacido de rayos de luz en forma de letras y pintura. Hablo lo que siento y lo que pienso. Me dedico a escribir y lo haré hasta el día que en mi lecho de muerte no logre escurrir más la tinta de mi pluma. Nací un 25 de febrero de 1993 en el país de la eterna primavera, en la tierra de la “blanca paz” en medio del azul del cielo y lo azul del mar, en la ciudad de Guatemala, por lo que llevo ¼ de vida queriendo conquistar el mundo. Como comprenderá, estoy queriendo de ser yo mismo en un mundo que está constantemente tratando de hacerte alguien diferente. Por lo que es un logro si lo consigo.
Esta entrada fue publicada en Frases de Libros y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s