Amor en verso

Para los pintores de versos.

Hace un tiempo atrás, me creí enamorado -digo me creí, puesto que no había experimentado lo que ahora siento y aunque suene cliché o puro bolero, realmente estoy enamorado- . Mi primer amor, fue escribir poemas, o siendo más crudo y realista, el creerme poeta.

Escribía, editaba, escribía y reescribía lo que consideraba ya escrito. Dedicaba versos, los declamaba en soledad. Jugaba con las rimas, me invitaba estrofas. Era un amorío pasional que quise explotar. Quise llegar más lejos, impulsar el amor que sentía para conseguir dinero, fama y reconocimiento.

Mis versos más sutiles, los prostituí, los vendí, los cambie por simples clichés. Amoríos anglosajones, felicidad material, marionetas de vanguardismo post-moderno.

¿Qué me sucedió? Le engañé. Fui infiel a los más puros sentimientos por el que comencé la relación. Perdí mi verdadero amor. Deje que se esfumará la pasión por mi egoísmo. Perdí inspiración. Abrace la frustración.

Ahora vuelvo a estar enamorado. Si algo puedo decir de ello, es que he encontrado el poema que me hace pensar en que entiendo la poesía, que ha regresado a mí. Ya no me importa si mi poesía es leída, si rima, si es coherente, si es coyuntural o permanente.

La mayoría de enamorados escriben cosas que ya han sido mil veces escritas y lo hacen mal. Se cree poetas porque le salen frasecitas, pero no saben nada de poesía. No saben lo que es apreciar un poema, abrazarlo, besarlo con pasión y cantarle una canción antes de dormir.

Un verdadero poeta sigue escribiendo, siente lo que escribe, conoce el trabajo arduo. La escritura no es algo exprés, no es una pizza para llevar y luego recalentar, es algo más como una cafetería en donde se espera media hora a que destile el café.

Si tú quieres ser poeta, recuerda, que si quieres rimas y ritmo, no debes dejar versos sueltos, todos deben tener su pareja, o su trío, o más. Si quieres ser poeta no buscarás fama, dinero u renombre. Si quieres ser poeta, no te frustrarás, sino te empeñarás siempre en mejorar. Aprenderás a amar a la poesía y, con ella, sentir la vida.

 

Encontrarás el amor cuando tus manos dancen en el teclado; las veas ondeándose, girando, tensándose y saltando entre teclas y el mouse. Sentirás tu corazón bombear al expresar en cada oración un sentimiento. Verás tu rostro adquirir rubor y felicidad reflejados en el monitor.

Anuncios

Acerca de Andy Doxel

Soy un artista, un escritor incauto, modelo frustrado y libre (en el sentido figurado). He escrito poemas y cuentos, acompañados de dibujos e ilustraciones que entre ilusiones y tristezas han nacido de rayos de luz en forma de letras y pintura. Hablo lo que siento y lo que pienso. Me dedico a escribir y lo haré hasta el día que en mi lecho de muerte no logre escurrir más la tinta de mi pluma. Nací un 25 de febrero de 1993 en el país de la eterna primavera, en la tierra de la “blanca paz” en medio del azul del cielo y lo azul del mar, en la ciudad de Guatemala, por lo que llevo ¼ de vida queriendo conquistar el mundo. Como comprenderá, estoy queriendo de ser yo mismo en un mundo que está constantemente tratando de hacerte alguien diferente. Por lo que es un logro si lo consigo.
Esta entrada fue publicada en Diario y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s