¡No te suicides!

En conmemoración del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, he decidido contar mi historia.

Hace unos años atrás tenía la intención. Iba a morirme, ¿sabes? O a volverme loco.

Me resultaba imposible pensar que llegaría a sentir la confianza y la seguridad suficientes como para escribir sobre ello. Tengo depresión y estoy peleando contra ella.

De modo que el hecho de que este blog exista prueba que la depresión miente. La depresión te hace pensar cosas equivocadas. Pero la depresión en sí no es una mentira. Es lo más real que he experimentado en mi vida. Por supuesto, es invisible. Los demás, a veces, ni la perciben. Andas por ahí con la cabeza en llamas, pero nadie puede ver el fuego. Y así —porque la depresión es algo oculto y misterioso que, por lo general, no se ve— el estigma sobrevive. Esto es particularmente cruel para los depresivos, porque afecta los pensamientos, y la depresión es una enfermedad del pensamiento. Cuando estás deprimido te sientes solo, y crees que nadie sufre como estás sufriendo tú. Tienes tanto miedo de parecer loco que lo callas todo, y temes tanto que los demás te tomen por raro que te encierras en ti mismo y no hablas de lo que te sucede, lo cual es una pena, porque hablar de ello ayuda. Las palabras —habladas o escritas— nos conectan con el mundo, de manera que hablar con la gente sobre lo que nos pasa, y escribir sobre ello, nos ayuda a conectarnos con los demás y con nuestro verdadero yo.

Uno de los síntomas clave de la depresión es que no se ve esperanza alguna. Ningún futuro. No sólo no se ve una luz al final del túnel, sino que ambos extremos parecen bloqueados, y tú estás dentro. Así que, si hubiera podido conocer el futuro, saber que sería mucho más luminoso que cualquier momento que hubiera vivido, entonces un extremo de ese túnel habría volado en pedazos, y yo podría haber visto la luz.

La forma de salir de ese túnel, ese encierro y esos pensamientos es hablando del problema. Y quizá también leer y escribir al respecto. Yo lo creo. Porque fue en parte leyendo y escribiendo como encontré una especie de salvación en medio de la oscuridad. Desde el instante en que me di cuenta de que la depresión mentía sobre el futuro quise escribir un blog en forma de diario sobre mi experiencia, para abordar de frente la depresión y la ansiedad. De modo que este blog pretende dos cosas: reducir ese estigma y —acaso la ambición más quijotesca— lograr convencer a la gente de que el fondo del valle nunca te ofrece las mejores vistas.

Escribí este blog porque los viejos tópicos siguen siendo los más ciertos. El tiempo cura. Hay luz al final del túnel, aunque no seamos capaces de verla. Y tras la tormenta siempre llega la calma. Las palabras, a veces, pueden liberarte

No existe una manera correcta o equivocada de tener depresión, ni de sufrir un ataque de pánico, ni de querer suicidarse. Todo esto simplemente se da. El padecimiento, como el yoga, no es un deporte de competición. Pero a lo largo de los años he descubierto que leer acerca de otras personas que han sufrido, han sobrevivido y han superado la desesperación ha sido un consuelo. Me ha dado esperanza. Ojalá este blog consiga lo mismo.

 

No estamos solos, Querido Alguien, nos tenemos el uno al otro.

 

Tu amigo,

Andy Doxel

Anuncios

Acerca de Andy Doxel

Soy un artista, un escritor incauto, modelo frustrado y libre (en el sentido figurado). He escrito poemas y cuentos, acompañados de dibujos e ilustraciones que entre ilusiones y tristezas han nacido de rayos de luz en forma de letras y pintura. Hablo lo que siento y lo que pienso. Me dedico a escribir y lo haré hasta el día que en mi lecho de muerte no logre escurrir más la tinta de mi pluma. Nací un 25 de febrero de 1993 en el país de la eterna primavera, en la tierra de la “blanca paz” en medio del azul del cielo y lo azul del mar, en la ciudad de Guatemala, por lo que llevo ¼ de vida queriendo conquistar el mundo. Como comprenderá, estoy queriendo de ser yo mismo en un mundo que está constantemente tratando de hacerte alguien diferente. Por lo que es un logro si lo consigo.
Esta entrada fue publicada en Diario y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s